TEONIKEO cambia su cara….

Pues sí, TEONIKEO presenta su nueva tienda, con una estética más moderna y mejores prestaciones, aunque con la calidad en sus productos  y servicio de siempre.  Porque nos gusta darte siempre lo mejor, visita nuestra nueva tienda, www.teonikeo.es donde encontrarás jaulas de primerísima calidad a el mejor precio posible, y mucho más…

Anuncios

CALIDAD DE LAS JAULAS

Cuando decidimos adquirir un loro mascota, tenemos que tener en cuenta muchos factores, y uno de los más importantes es la adquisición de una buena jaula para nuestro loro.

La primera cuestión a tener en cuenta es el tamaño. Este ha de ir relacionado con el tipo de loro que vamos a adquirir  y la envergadura de sus alas. Se dice que como minimo, la jaula ha de tener unas dimensiones que le permitan al animal estirar sus alas en toda su envergadura sin que estas toquen en ningún lateral de la jaula. En todo caso, la mejor medida que te recomendamos es la mayor que te puedas permitir por espacio y presupuesto, ya que como media, un loro tiene una esperanza de vida en cautividad de unos 40 años (hasta 100 años, dependiendo de la especie) y la mayor parte de ese tiempo la va a pasar en su jaula.

canada-p-ma3

 

 

 Para seguir leyendo pinche en el siguiente enlace:   https://jaulasparaloros.wordpress.com/guia-practica/

 

 

 

Y UN LORO… ESO, EXACTAMENTE, ¿QUÉ ES?

Nayla, un ejemplo magnifico de la capacidad de manipulación de los loros.

Nayla, un ejemplo magnifico de la capacidad de manipulación de los loros.

 

Creo que sería bueno empezar por tratar de definir qué es un loro. En ocasiones, alguien que me consulta por una jaula, al preguntarle qué tipo de loro tiene, me contesta algo como “no es para un loro, es para una ninfa…” y cuando les digo que un loro no tiene porqué ser un ave enorme, y que incluso un humilde periquito es un loro con todas las de la ley, se sorprende. Por eso, y huyendo en lo posible de termino científicos, vamos a intentar resumir qué es un loro… Es un buen modo de empezar, o no?
 
 
 
Loro es el nombre con el que se conocen a un grupo de aves que engloba aproximadamente unas 350 especies. En algunas zonas también se les llama papagayos vulgarmente.
Desde el espectacular Guacamayo Jacinto, hasta el pequeñísimo periquito común, pasando por las cacatúas, las cotorras, etc, todos, son loros.
 Para seguir leyendo pinche en el siguiente enlace: 
https://jaulasparaloros.wordpress.com/guia-practica/

¿GENTE POBRE O POBRE GENTE?

Nos ha causado honda sorpresa el ver las dificultades por las que atraviesa alguna empresa muy conocida en el sector que se ha visto obligada (suponemos por las circunstancias económicas) a comercializar unos artículos que quieren hacer pasar por otros de más alta calidad (según opinión generalizada en clientes, criadores y tiendas) que son los que comercializamos en teonikeo.com. Y para confundir a los compradores les han aplicado los nombres que utilizamos desde la creación de la web.

 

La frustración y desesperación que deben tener para actuar de este modo, no justifica el engaño, máxime cuando para comercializar las jaulas utilizan artimañas del tipo de usar los mismos nombres  en productos parecidos, omitiendo datos de importancia, como es el peso de las jaulas (sabido es que a más peso más materia prima, y por tanto, mayor robustez) o los acabados de las mismas, escondiendo de este modo vergonzoso y vergonzante el origen de sus productos.

 

Lo más lamentable es el daño a los clientes que son a fin de cuentas los grandes perjudicados pues los que no estén suficientemente informados compraran unos productos que no son los originales que suponen están comprando y éste daño pasa igualmente a sus mascotas, a las que, de manera involuntaria, ponen en serio riesgo.

 

Nunca nos ha importado que copiasen paso a paso nuestro método de trabajo y que

cada innovación que creábamos la aplicasen en su tienda. Ya que entendemos que hay mercado para todos y si de algún modo mejorábamos el sector y a la vez enseñábamos nuevos y mejores métodos de trabajo a nuestros competidores ello redundaba en un beneficio global al servicio de todos los clientes. Pero esta última actuación de inducir a error mediante la confusión a los clientes es un daño al

mercado de la venta on-line que nos perjudica a todos.

 

Avisar a los clientes ha sido la motivación de dar esta prolija explicación y si evita el engaño a un solo cliente habrá merecido la pena este trabajo.

Vuestras mascotas

 

Casandra, el dia que estreno su jaula Belgica....

Casandra, el día que estreno su jaula Belgica....

 

Vamos a conocernos mejor

Nos encantaría poder ver a vuestros bichillos y verlos disfrutar de nuestros productos. Si quieres que colguemos la foto de tu bichillo, envianos su foto, con su nombre, y algún comentario sobre él para que le conozcamos mejor 🙂

 

Para seguir leyendo pinche en el siguiente enlace:  https://jaulasparaloros.wordpress.com/vuestras-mascotas/

Montaje de los alerones de la Francia, Portugal, y otras similares.

Para montar estos alerones, proceder del modo siguiente:

 

Disponemos de los siguientes alerones:

Alerón A: 1 largo con una muesca en la parte inferior  y un agujero en forma de cerradura invertida en cada extremo (delantero)

Alerón B: 1 largo sin muesca y con un agujero en forma de cerradura invertida en cada extremo (trasero)

Alerones C y D: 2 cortos sin agujeros (laterales)

 _G9K1090 (2)

Empezaremos por montar el alerón A. Para ello, haremos coincidir la muesca con el pestillo que impide el deslizamiento de la rejilla inferior,  de modo que los agujeros coincidan con los tornillos con los que hemos montado la jaula en la parte inferior derecha e izquierda (ver foto).

Desatornillando ligeramente dichos tornillos, introduciremos la cabeza de los mismos por los agujeros de alerón.

 

Procederemos igualmente con el alerón B, aunque en este caso no es necesario hacer coincidir muesca alguna.

 

Los alerones C y D simplemente se deslizan de arriba abajo por las guias que forman los alerones anterior y posterior una vez montados.

Recomendamos no apretar los tornillos del alerón delantero y trasero una vez puestos los alerones, facilitando así su montaje y desmontaje para la limpieza, pasos estrechos etc.

EDUCANDO A NUESTRO LORO

Si bien es muy complicado generalizar, ya que hay grandes diferencias entre el modo de educar a un loro en función de su edad, especie, y sobre todo, del origen de éste, vamos a dar unos consejos básicos para el manejo y educación del loro mascota. Antes de empezar, hay que tener en cuenta que no es igual un loro papillero, que ha mantenido relación con los seres humanos desde su nacimiento, que uno salvaje, que sólo ha tenido relación con otros loros durante toda su vida, y que ha sido arrancado de su hábitat natural de modo drástico y, en la mayoría de las ocasiones, de manera violenta por el hombre, lo cual crea en él una impronta mental difícil de borrar.

La llega del loro a casa es un momento importante, y ponerse en su lugar es algo muy efectivo. Ha llegado a un sitio extraño, metido en una pequeña jaula o trasportín, y una o varias personas le miran y le dicen cosas ininteligibles para él, sonriéndole -es decir, le enseñan los dientes, algo raro para un loro- y acercándole las manos.

El primer día

Es lógico que nuestro loro se muestre asustado y estresado. Hay que indicar aquí que el estrés en estos animales puede llegar a desencadenar una bajada de defensas, y por lo tanto, acarrear enfermedades. Porleso, es importante que dejemos un tiempo a nuestra mascota para que se ubique, para que se confíe y vea que nadie quiere hacerle daño.

Le hablaremos en voz baja, dulcemente, y le situáremos en un lugar tranquilo de la casa, pero en el cual pueda vernos actuar con normalidad, ver cómo nos relacionamos entre nosotros, cómo nos alimentamos y que no actuamos violentamente. Preferiblemente, en estas primeras horas, pondremos al loro en un lugar alto, para que se sienta más seguro, ya que la altura le da confianza. Naturalmente, si ya tenemos más aves en casa, tendremos que guardar una cuarentena, de modo que ambos pájaros no han de relacionarse, ni compartir juguetes, comida o recipientes, hasta que haya pasado el tiempo suficiente como para asegurarnos de que el nuevo inquilino no tiene ninguna enfermedad latente.

¿Cuánto tiempo tenemos que esperar para interactuar con nuestro nuevo loro?

Esta pregunta es difícil de responder, porque va a depender de la personalidad del loro. En general, se recomienda esperar al menos un día para que el animal se tranquilice, aunque si observamos al animalito en la distancia podremos ver su evolución: puede decirse que, cuando el loro empieza a comer, cuando comienza a curiosear a su alrededor y duerme, son señales de que está más tranquilo y por lo tanto, podemos empezar a relacionarnos con él.

Desde el inicio nos moveremos despacio, sin reacciones bruscas, hablándole dulcemente. Es interesante llevar en la mano alguna golosina que pueda llamar la atención del loro (pipas, maíz, cacahuetes, etc.). Le enseñaremos las manos despacio, y las acercaremos a la jaula, observando la reacción del animal. Si se trata de un loro papillero, normalmente este proceso será rápido y el se acercará a coger las golosinas que le ofrecemos, o incluso nos oferecerá su cabecita para que podamos acariciarlo a través de los barrotes. En el caso de un ejemplar capturado, probablemente este proceso se alargue durante días, hasta que el loro acepte las golosinas.

Una vez conseguido esto, vamos a permitirnos abrir la puerta de la jaula. Lógicamente, y para prever cualquier accidente, cerraremos puertas y ventanas, y echaremos la cortina si hay algún cristal o espejo que pueda hacer creer al loro que hay una vía de escape. Con la puerta abierta, realizaremos las mismas acciones que hicimos a través de los barrotes: le enseñaremos las manos, le ofreceremos golosinas, intentaremos acariciar su cabecita, todo en función de los progresos que vamos consiguiendo.

En el caso de que al loro le asusten nuestras manos -ocurre con frecuencia con los capturados- podemos intentar acariciarlos con un lápiz, haciéndoles caricias con la punta de éte en la cabecita ya que, en ocasiones, les da menos miedo que la mano.

Cuando el loro ya se deja tocar

El animal lleva dos o tres días en casa, come con normalidad, no se asusta cuando nos acercamos, aunque nos mira muy fijamente, dilatando y contrayendo las pupilas muy rápidamente, y coge tímidamente las pipas o golosinas que le ofrecemos de la mano, e incluso agacha la cabecita para que le rasquemos -esto les encanta, sobre todo a los loros jóvenes-.

Es el momento de aprender uno de los ejercicios más importantes y básicos en el manejo de un loro: vamos a sacarle de la jaula subido en nuestra mano. Procederemos del siguiente modo: hablándole como siempre, con dulzura y con las golosinas en la mano izquierda, introduciremos la mano derecha lentamente en la jaula con el dedo pulgar plegado sobre la palma, imitando en lo posible con nuestra mano, la rama de un árbol. Si se trata de un loro pequeño, le ofreceremos uno o dos dedos solamente, si es un loro más grande -Amazonas, Yaco, etc- le ofreceremos la mano entera.

Iremos despacio pero con firmeza. Acercamos la mano al loro, con los dedos que están extendidos muy juntos, y el pulgar plegado, la ponemos a delante de él, un poco por encima de sus patitas, diciéndole ‘sube’ o ‘arriba’ . Es posible que nuestra mascota acerque su pico, e incluso nos de un pequeño pellizco indoloro: no hay que asustarse ni retirar la mano, sencillamente está asegurándose de que le ofrecemos una ‘rama firme’ de la que no se va a caer. Si no se sube inmediatamente, podemos incluso empujarle suavemente sobre el pecho, para estimular su instinto trepador.

Cuando el lorito se suba a la mano, le premiaremos, con palabras amables, o con alguna golosina. Con mucho cuidado, y sin dejar de hablarle, le sacaremos despacio de la jaula, ya puesto en nuestra mano. Hemos conseguido algo fundamental: nuestro loro se sube en la mano, y además eso le lleva fuera, con el tiempo, si siempre le sacamos sobre nuestra mano, asociará ésta con el rato de libertad y caricias, lo que va a sernos muy útil para seguir educándolo.

Por Julia Valero , responsable comercial de teonikeo.es
Teléfono: 962 171 919

Educar a un loro mascota

CUANDO EL LORO LLEGA A CASA

Es un momento importante, y ponerse en el lugar del loro es algo muy efectivo. Ha llegado a un lugar extraño, metido en una pequeña jaula o trasportín, y una o varias personas lo miran y le dicen cosas ininteligibles para él, sonriéndole (es decir, el enseñan los dientes, que cosas tan rara para un loro) y acercándole las manos…. El lógico que nuestro loro se muestre asustado y estresado. Hay que indicar aquí que el estrés en los loros puede llegar a desencadenar una bajada de defensas, y por lo tanto, acarrear enfermedades.

Por lo tanto, es importante que dejemos un tiempo a nuestro loro para que se ubique, para que se confíe y vea que nadie quiere hacerle daño.

 Para seguir leyendo pinche en el siguiente enlace: 

https://jaulasparaloros.wordpress.com/manejo-del-loro/

ALIMENTACION DE LOS LOROS

ALIMENTACIÓN DE LOS LOROS

Cotorrita argentina de .ArAsHi.

Cotorrita argentina de .ArAsHi.

Aunque para hablar de alimentación deberíamos basarnos en cada especie de loro en concreto, e incluso en sus hábitos (no es lo mismo un loro que hace poco ejercicio por estar casi todo el tiempo confinado en su jaula, que uno que dispone de mucho espacio para volar, o incluso que hace vuelo libre, o que está destinado a la cría), vamos aquí a dar los rudimentos esenciales para alimentar de modo correcto a nuestro loro mascota.

 

La primera regla de oro es que la comida que demos a nuestro loro ha de ser de calidad. Esto no quiere decir que tengamos que darle la marca más cara de pienso, o las frutas más brillantes de la frutería (brillo que generalmente adquieren con ceras especiales y por tanto nada aconsejables), la calidad consiste en asegurarnos de que consume semillas en buen estado, que no están infestadas de bichos, o de moho, que la fruta y verdura sean lo más frescas posibles, etc.

Para seguir leyendo pinche en el siguiente enlace: 

                                                                            https://jaulasparaloros.wordpress.com/guia-practica/